Beneficios De La Contracción Muscular Isocinética

Una contracción isocinética es aquella en la que el músculo se acorta a medida que se contrae, pero a diferencia de una contracción isotónica, se contrae a un ritmo constante. De hecho, es la velocidad lo que lo distingue de otros tipos de contracciones musculares que requieren un equipo especializado, llamado ergómetro isocinético, para producir.1

Las contracciones isocinéticas son raras fuera de los gimnasios o la rehabilitación física. Probablemente el ejemplo más cercano sea la braza, donde el agua ofrece una resistencia constante al movimiento de los brazos.

Índice
  1. Beneficios
  2. Dinamómetro de velocidad constante
    1. Medida de rendimiento
  3. Otros tipos de contracciones

Beneficios

Aunque no son comunes, las contracciones isocinéticas desarrollan masa muscular, resistencia2 y fuerza más rápido que cualquier otro tipo de contracción. También los utilizan los fisioterapeutas para tratar determinadas lesiones físicas y nerviosas.

De acuerdo a una para estudiar Publicado en Journal of Physical Therapy Science, el entrenamiento isocinético se puede utilizar para tratar la artritis de rodilla, las lesiones de los flexores plantares y los trastornos del movimiento asociados con accidentes cerebrovasculares y hemiplejía, entre otros.

Cuando se utilizan en la locomoción, los ejercicios isocinéticos permiten que los músculos ejerzan su fuerza máxima a un ritmo constante en todo el rango de movimiento de la articulación. Los beneficios del ejercicio isocinético varían según la velocidad (velocidad) a la que se realiza el ejercicio. El ejercicio de baja velocidad generalmente aumenta la fuerza muscular, mientras que el ejercicio de alta velocidad se usa principalmente para la recuperación de la resistencia muscular después de una lesión.

Dinamómetro de velocidad constante

Ya sea para entrenamiento de fuerza o rehabilitación, la contracción isocinética requiere un equipo especializado, llamado ergómetro isocinético, para controlar la resistencia aplicada al músculo y la velocidad del movimiento.1

La mayoría de los dinamómetros están diseñados para la rodilla o el codo, pero algunos pueden usarse para la muñeca, el tobillo, los flexores de la cadera y otros grupos musculares. Las máquinas se parecen a las de un gimnasio, pero están controladas mecánicamente y tienen la capacidad de medir el rendimiento muscular en monitores digitales.

Los dinamómetros isocinéticos utilizan instrumentos hidráulicos o motorizados preestablecidos a una velocidad específica. Para usar un dinamómetro, su brazo o pierna se unirá a un brazo de palanca con una articulación (como el codo o la rodilla) colocada verticalmente sobre un eje. Luego se le pedirá que empuje el brazo lo más fuerte que pueda. A su vez, el dinamómetro resiste el movimiento, manteniendo constante la velocidad.

Medida de rendimiento

El ergómetro isocinético no solo es eficaz para entrenar los músculos, sino que también se puede utilizar para realizar un seguimiento de su progreso a lo largo del tiempo.

La fuerza de rotación ejercida sobre el brazo de palanca, denominada par, es un indicador fiable del rendimiento muscular (es decir, "potencia" muscular). Al aumentar gradualmente la resistencia con el tiempo mientras mantienes una velocidad constante, no solo aumentas la fuerza muscular, sino que también puedes cuantificar esas ganancias numéricamente. Esto es especialmente importante para los atletas profesionales.

Por ejemplo, si puede mover el brazo de palanca un pie (0,3 metros) con una fuerza de 100 libras (27,7 kilogramos), el par es de 100 libras por pie (o 8,31 kilogramos por metro). Con esta línea de base, puede medir los cambios en el rendimiento y determinar la eficacia o ineficacia de sus programas de formación.

Casi cualquier equipo de fitness, desde bicicletas estacionarias hasta máquinas desplegables, se puede personalizar para el entrenamiento isocinético. La mayoría de máquinas se encuentran en centros de rehabilitación y centros de entrenamiento deportivo especializados. Las franquicias de deportes profesionales también suelen comprarlos para sus jugadores.

Otros tipos de contracciones

Las contracciones isocinéticas son solo uno de los cuatro tipos de contracciones que mueven los músculos esqueléticos, lo que permite la movilidad y el movimiento del cuerpo. Otros tipos de contracciones incluyen:

  • Una contracción concéntrica hace que el músculo se acorte, lo que produce fuerza. Ocurren durante la fase de levantamiento de pesas de un entrenamiento e incluyen el movimiento hacia arriba de un push-up, levantar una barra o tirar de un remo de cable sentado.
  • La contracción excéntrica es la contrapartida de la contracción concéntrica. Cuando los músculos se alargan, no fuerzan una fuerza, sino una fuerza opuesta. Los ejemplos incluyen bajar durante abdominales, dominadas o extensiones de tríceps.
  • Una contracción isométrica es una contracción que no provoca ningún movimiento de la articulación. Los ejemplos incluyen apoyar los brazos contra una pared resistente, pararse en posición de tabla o sentarse en una pared para desarrollar los cuádriceps.

Entradas relacionadas

Subir

Esta web usa cookies propias para que funcione correctamente, anónimas de analítica y publicitarias. Nuestros socios (incluido Google) pueden almacenar, compartir y gestionar tus datos para ofrecer anuncios personalizados. Puedes aceptarlas, revocarlas o personalizar tu configuración para este sitio en cualquier momento desde las Políticas de privacidad