Cómo El Yoga Puede Mejorar Tu Vida Sexual

Si tu vida sexual ha sido un poco aburrida últimamente, hacer yoga con regularidad podría traer nueva vida al dormitorio (o a cualquier otro lugar). El yoga puede mejorar tu vida sexual en dos niveles: mental y físico. El yoga contrarresta el estrés, la fatiga y la mala imagen de sí mismo, todo lo cual puede disminuir su libido. También te beneficiarás de un mejor rendimiento físico, especialmente de fuerza, flexibilidad y control muscular.

Índice
  1. Reducir el estrés y la fatiga
  2. Mejorar tu imagen corporal
  3. Vivir el momento
  4. Aumenta tu conciencia corporal
  5. Mejora tu flexibilidad, sensibilidad y control
  6. Notas sobre yoga y sexo

Reducir el estrés y la fatiga

Nada te deprime más que sentirte estresado y cansado. Resulta que el yoga regular reduce el estrés y, como cualquier forma de ejercicio, te dará más energía.

Mejorar tu imagen corporal

Sentirse bien consigo mismo y con su cuerpo son las claves para una vida sexual sana y plena. Cuando practicas yoga, te familiarizas íntimamente con tu cuerpo y cómo funciona. También aprendes a aceptar y ser sensible a tu cuerpo tal como es hoy. Al mismo tiempo, mejorará su fuerza y ​​tono muscular, por lo que se verá y se sentirá mejor.

Vivir el momento

El yoga nos anima a estar en el momento, mejorando el enfoque y la conciencia. Si alguna vez te has sorprendido pensando en ir de compras o en la ley y el orden durante el sexo, aprenderás técnicas como concentrarte en tu respiración para volver al momento presente.

Aumenta tu conciencia corporal

El yoga te obliga a mover tu cuerpo de maneras muy específicas. Por ejemplo, para mejorar su alineación, aprende a aislar la mitad de su pelvis moviendo un lado de su pelvis mientras mantiene el otro estacionario. Eventualmente, aprenderá a percibir la alineación correcta en su cuerpo y a alinearse. Esta sensibilidad extrema a la mecánica del cuerpo desarrolla una conexión mente-cuerpo que te lleva a una mayor armonía con tu propio cuerpo.

Mejora tu flexibilidad, sensibilidad y control

La flexibilidad se puede aumentar a través de posturas como la cadera abierta, que permiten un mayor rango de movimiento. En teoría, este tipo de posturas pueden contrarrestar la cantidad de tiempo que pasa sentado en su automóvil o computadora todos los días, y también mejorar la circulación y el flujo sanguíneo en la pelvis, lo que puede provocar una mayor sensibilidad. Guiar el mula bandha (bloqueo de la raíz), que es la contracción y el movimiento ascendente del piso pélvico, al igual que los ejercicios de Kegel, puede crear conciencia y control del área y fortalecer estos nuevos músculos.

Notas sobre yoga y sexo

  • Si su pareja hace yoga o está lista para probarlo, es posible que encuentren una chispa al practicarlo juntos. Para aquellos que quieran explorar este camino, hay libros y clases de yoga para socios disponibles.
  • Recuerda que en algunos casos la disfunción sexual debe ser tratada por un médico o terapeuta.

Entradas relacionadas

Subir

Esta web usa cookies propias para que funcione correctamente, anónimas de analítica y publicitarias. Nuestros socios (incluido Google) pueden almacenar, compartir y gestionar tus datos para ofrecer anuncios personalizados. Puedes aceptarlas, revocarlas o personalizar tu configuración para este sitio en cualquier momento desde las Políticas de privacidad