¿Cuánto tiempo hay que esperar después de comer para hacer ejercicio?

Hay mucha preparación a la hora de hacer ejercicio. Primero, tienes que comprometerte con el tipo de ejercicio que quieres hacer.entonces escoge Un par de zapatillas adecuadas. para el trabajo. Después de eso, debe planificar cuándo puede incorporar el ejercicio a su vida. Una vez que haya marcado todos estos elementos de su lista de verificación, sentirá que está listo para comenzar. Entonces... tu estómago gruñe.¿Recuerdas comer?¿Hace cuánto fue esa comida? Decidir cuándo comer antes de un entrenamiento se siente como una bomba de relojería. Dirígete al gimnasio demasiado pronto después de una comida y te sentirás lento y con náuseas durante todo el entrenamiento. Espera demasiado y tu energía se agotará. Entonces... ¿cuándo debes comer antes de hacer ejercicio? Respuesta corta: Coma una o dos horas antes de su entrenamiento para darle a su cuerpo tiempo suficiente para digerir la comida. Respuesta larga: Mientras que una persona puede hacer ejercicio 30 minutos después de una comida, otra solo puede sentirse mejor después de esperar dos horas. En resumen, la cantidad de tiempo que debe esperar es muy individual y depende de varios factores: lo que come, el ejercicio que planea hacer y la rapidez con que su cuerpo metaboliza los alimentos. Esto es diferente para todos, por lo que es menos una ciencia y más un experimento de prueba y error para determinar cuándo te sientes mejor para hacer ejercicio. Si está lento en el gimnasio una hora después de una comida, agregue un poco de tiempo extra antes de su próximo entrenamiento. Escuche a su cuerpo para ver cuándo está en su punto máximo. Sin embargo, algunas reglas generales de entrenamiento antes de las comidas pueden ayudar. Aquí hay algunas pautas para que sea más fácil encontrar su punto óptimo:

Índice
  1. Factores a tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio
  2. Elige lo que comes sabiamente
  3. Evalúa la intensidad de tu entrenamiento

Factores a tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio

Si te gusta hacer ejercicio por la mañana, no es realista esperar dos horas después del desayuno para ir al gimnasio (nunca llegarás a tiempo al trabajo). En su lugar, es posible que desee comer un refrigerio pequeño unos 30 minutos antes de su entrenamiento. Si le gusta hacer ejercicio después del almuerzo o la cena, podrá darse una ventana digestiva completa de una a dos horas después de su entrenamiento. Átese las zapatillas para su última comida antes de salir. Si encuentra que el tiempo entre su última comida y su entrenamiento es demasiado largo, es una buena idea tomar un refrigerio antes del entrenamiento de 30 minutos a una hora más o menos antes de su entrenamiento. No lo olvides: no tienes que comer antes de hacer ejercicio. De hecho, un pequeño estudio encontró que los deportistas,Es probable que las personas que hacen ejercicio con el estómago vacío durante una hora antes del desayuno quemen más grasa en las próximas 24 horas que cuando hacen ejercicio después del almuerzo o la cena. Un refrigerio antes del entrenamiento tiene sentido si necesita combustible, pero no es necesario si su cuerpo no lo necesita.

Elige lo que comes sabiamente

Los mejores bocadillos antes del entrenamiento son ricos en carbohidratos y proteínas.¿Por qué?Ambos nutrientes ayudan a brindarle la energía que necesita para un entrenamiento efectivo y desarrollar músculo. Evite los alimentos grasos antes de hacer ejercicio, ya que solo lo ralentizarán y es más probable que le provoquen calambres.(Si alguna vez has comido una porción de pizza frente al gimnasio, sabes de lo que estamos hablando). Aquí hay algunas opciones excelentes que te proporcionarán el impulso de energía que necesitas para drogarte pero no llenarte: Plátanos o manzanas con mantequilla de maní • un tazón de avena • granola • batido de frutas y vegetales • una taza pequeña de yogur griego y fruta fresca No olvides mantenerte hidratado. Beber agua constantemente durante el día puede ayudar a combatir los calambres y las náuseas durante el ejercicio.

Evalúa la intensidad de tu entrenamiento

Por ejemplo, si planea hacer una carrera de 10 millas o una sesión de sudor WOD de alta intensidad de una hora, es posible que necesite una comida previa al entrenamiento más abundante que un trote rápido de 25 minutos o una clase de Pilates. Todavía necesitarás una combinación de proteínas y carbohidratos, pero considera convertirlo en una comida más rica que un refrigerio para superarlo. De esa manera, tendrá el combustible que necesita para un rendimiento máximo desde el comienzo de su entrenamiento hasta la línea de meta.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies