¿Qué Es Una Dieta De Microbioma?

En Verywell, creemos que no existe un estilo de vida saludable único para todos. Un plan de comidas exitoso debe ser individualizado y considerar a la persona en su totalidad. Antes de comenzar una nueva dieta, consulte a su proveedor de atención médica o dietista, especialmente si tiene una afección médica subyacente.

Su microbioma es un vasto ecosistema de 100 billones de microbios que viven en su tracto digestivo.1 También se le conoce como microbioma intestinal, flora intestinal, flora intestinal o simplemente intestino. La investigación muestra que un intestino sano es esencial para la salud en general, y comer alimentos que nutran su intestino puede mejorar su salud.2 Esta es la premisa de la dieta del microbioma.

Si bien hay muchas maneras de comer para optimizar la salud intestinal, la dieta Microbiome fue desarrollada por Raphael Kellman, MD, " La dieta del microbioma: una forma científicamente probada de restaurar la salud intestinal y lograr una pérdida de peso permanente "El Dr. Kellman trata la enfermedad de la tiroides, la enfermedad autoinmune, la enfermedad de Lyme, los trastornos digestivos y otros problemas de salud en su clínica. Centro Kelman de Medicina Integrativa y Funcional Centrándose en el microbioma intestinal.

La Dieta del Microbioma es un plan de tres fases que comienza con una dieta de eliminación y pretende restaurar la salud intestinal en personas que han estado comiendo alimentos no amigables con el microbioma durante mucho tiempo. Las fases 2 y 3 son menos restrictivas, pero las tres fases se centran en comer principalmente frutas, verduras, proteínas magras y muchos alimentos prebióticos y probióticos.

Según el Dr. Kellman, un microbioma desequilibrado puede generar antojos de azúcar y alimentos grasos no saludables, mientras que un microbioma equilibrado puede aumentar los antojos de alimentos saludables. Sin embargo, nueva evidencia sugiere que no solo las bacterias son esenciales para la salud intestinal. Otros microbios en el intestino, especialmente los hongos, son igualmente importantes.2

Lo que dicen los expertos

“Las dietas de microbioma pretenden optimizar la salud intestinal. Los expertos coinciden en que comer alimentos ricos en prebióticos y probióticos, así como limitar el azúcar añadido, puede ayudar con la salud intestinal. Sin embargo, la Fase 1 es innecesariamente restrictiva y las recomendaciones adicionales tienen poca base científica."
– Chrissy Carroll, RD, MPH

Los 5 mejores suplementos probióticos de 2022

Índice
  1. Lo que dicen los expertos
  • Que puedes comer
    1. Que quieres saber
    2. Frutas y verduras sin almidón
    3. Proteína magra
    4. Pescado bajo en mercurio
    5. Nueces y semillas
    6. Alimentos prebióticos y probióticos
    7. Comida empaquetada
    8. Cereales y gluten
    9. Soja
    10. Jarabe de Maíz Alto en Fructosa y Azúcares Agregados
    11. Edulcorantes artificiales
    12. Grasas trans y aceites hidrogenados
    13. Maíz y papas
    14. Fiambrería
    15. Maní
    16. Fritura
    17. Jugos y frutos secos
    18. Huevo
    19. Productos lácteos (excepto mantequilla y ghee)
    20. Legumbres (excepto garbanzos y lentejas)
    21. Levadura y alimentos que contienen levadura
    22. Tónico
  • Ventajas y desventajas
    1. Ventaja
    2. Defecto
  • ¿Es una dieta de microbioma una opción saludable para usted?
    1. Beneficios de la salud
    2. Riesgo de salud
  • Una palabra de Verywell
  • Que puedes comer

    La dieta del microbioma es un plan de tres fases que comienza con una dieta de eliminación, eliminando los alimentos "desencadenantes" comunes, como la soya, el maíz, los huevos y los lácteos. Las restricciones de alimentos disminuyen a medida que avanzas en las etapas, y al final de la etapa tres deberías estar comiendo principalmente una dieta amigable con el intestino.

    Las recetas de la dieta del microbioma se pueden encontrar en Internet, pero también puede probar recetas antiinflamatorias y mediterráneas, muchas de las cuales también son buenas para el intestino. Los detalles completos sobre la dieta del microbioma se pueden encontrar en el libro del Dr. Kellman (tenga en cuenta que hay varios libros con títulos similares).

    Que quieres saber

    La Dieta del Microbioma no tiene límite de tiempo. En las tres fases del programa, el Dr. Kellman anima a comer de forma intuitiva, oa comer cuando tenga hambre y detenerse cuando esté lleno. También se alienta a las personas en el programa a que se abstengan de contar calorías o llevar un registro del tamaño de las porciones. Esto le ayudará a comprender las sensaciones naturales de hambre y saciedad de su cuerpo.

    Fase 1: Cuatro D

    La primera fase de la dieta del microbioma es la más restrictiva y probablemente innecesaria para la mayoría de las personas. Durante este período de 21 días, debe evitar muchos alimentos saludables, como la soja, los productos lácteos, los cereales, los huevos, las legumbres y las frutas y verduras ricas en almidón. Pero también reducirá el azúcar y los edulcorantes artificiales, los alimentos envasados, los rellenos y los colorantes, que son buenos para la salud.

    Los principales alimentos que se fomentan en la Fase 1 son los alimentos orgánicos ricos en prebióticos como los espárragos, el ajo, los puerros y las cebollas, así como los alimentos fermentados ricos en probióticos como el chucrut y el yogur. La primera fase se basa en las “Cuatro Rs”:

    1. borrar: Elimina todas las sustancias que puedan causar un desequilibrio en el microbioma. Esto incluye todos los alimentos procesados, azúcares añadidos, hormonas, antibióticos y pesticidas.
    2. reparar: Consuma muchos alimentos y suplementos vegetales para ayudar a sanar un intestino dañado por años de alimentos procesados ​​y toxinas.
    3. reemplazar: Use hierbas y especias y tome suplementos que puedan reemplazar el ácido estomacal y las enzimas digestivas para mejorar la calidad de las bacterias intestinales.
    4. revacunación: Coma alimentos ricos en probióticos y prebióticos para repoblar su intestino con bacterias buenas.

    Fase 2: impulso metabólico

    Esta fase de 28 días permite una mayor flexibilidad, en base a la suposición de que los primeros 21 días han ayudado a que su intestino se fortalezca. Los productos lácteos, los huevos de gallinas camperas, la soja y los cereales sin gluten ahora están permitidos, así como ciertas frutas y verduras con almidón, como las batatas y los plátanos.

    En la fase dos, aún debe evitar ciertos alimentos aproximadamente el 90% del tiempo. Básicamente, esto significa que está limitado a unas pocas porciones a la semana de alimentos que se cree que causan estragos en el intestino, como la soya, el maíz y las papas.

    Paso 3: Ajuste de por vida

    Según el Dr. Kellman, en la etapa tres, su intestino debe estar completamente "curado" o casi. La tercera fase es la fase de mantenimiento de la dieta del microbioma, durante la cual puede agregar más alimentos. Se alienta a los seguidores de la dieta del microbioma a mantener este patrón dietético de por vida.

    Típicamente, el Dr. Kelman escribe en su sitio, evite los alimentos "asesinos", escuche las señales de su cuerpo y preste atención a qué alimentos funcionan y qué no funcionan para usted.

    Qué comer

    • Frutas y verduras sin almidón

    • Proteína magra

    • Pescado bajo en mercurio

    • Nueces y semillas (excepto maní)

    • Alimentos prebióticos y probióticos

    Lo que no se puede comer

    • Comida empaquetada

    • Cereales y gluten

    • Soja

    • Jarabe de Maíz Alto en Fructosa y Azúcares Agregados

    • Edulcorantes artificiales

    • Grasas trans y aceites hidrogenados

    • Maíz y papas

    • Fiambrería

    • Maní

    • Fritura

    • Jugos y frutos secos

    • Frutas y verduras con almidón

    • Huevo

    • Productos lácteos (excepto mantequilla y ghee)

    • Legumbres (excepto garbanzos y lentejas)

    • Levadura y alimentos que contienen levadura

    Frutas y verduras sin almidón

    En la Dieta del microbioma, lo alentamos a comer muchas bayas, verduras de hoja verde y otros alimentos sin almidón, que se dice que tienen varios efectos antiinflamatorios y antioxidantes en el cuerpo. Las frutas sin almidón incluyen aguacates, cerezas, kiwis, cítricos, cocos y tomates. Las verduras sin almidón incluyen espárragos, alcachofas, cebollas, rábanos y puerros.

    Proteína magra

    Casi todas las fuentes de proteína animal están permitidas en la dieta del microbioma, a excepción de los huevos, que pueden reintroducirse más tarde. El Dr. Kelman alienta a las personas a comer carne alimentada con pasto. Si elige carne molida, busque las que tengan el menor contenido de grasa posible.

    Pescado bajo en mercurio

    El mercurio es tóxico para los humanos y, como muchos expertos en salud, el Dr. Kelman recomienda evitar el pescado con alto contenido de mercurio. Los pescados bajos en mercurio incluyen el salmón, la trucha, el pescado blanco, la caballa, el bagre y las sardinas.

    Nueces y semillas

    Además de los cacahuetes (un tipo de legumbre), puede disfrutar de una variedad de frutos secos y semillas, así como mantequillas de frutos secos sin azúcar, a lo largo de su dieta de microbioma. Las nueces y las semillas tienen un alto contenido de grasas saludables, proteínas y fibra, lo que puede ayudar a reducir el colesterol, la pérdida de peso y la inflamación.3

    Alimentos prebióticos y probióticos

    Estos son los conceptos básicos de una dieta de microbioma, y ​​debe incluir alimentos prebióticos y probióticos en su dieta. Los prebióticos son un tipo de fibra dietética que proporcionan alimento para los probióticos. Los alimentos ricos en prebióticos incluyen alcachofas, puerros, cebollas, hojas de diente de león, espárragos y plátanos, pero recuerda que no puedes comer plátanos hasta la segunda fase de la dieta.

    Los alimentos probióticos incluyen alimentos fermentados como kombucha, chucrut, kimchi, tempeh, miso, kéfir y yogur. Sin embargo, la soja y los productos lácteos no están permitidos en la primera fase del programa.

    Comida empaquetada

    Los alimentos envasados ​​suelen estar llenos de rellenos, aditivos, colorantes y productos químicos, sin mencionar el azúcar y el sodio añadidos. Debido a que los alimentos envasados ​​contienen tantos ingredientes potencialmente dañinos para el intestino, siempre deben evitarse en una dieta de microbioma.

    Cereales y gluten

    Los cereales, especialmente los que contienen gluten, se han relacionado con la inflamación en algunas personas. Debes evitar por completo los cereales hasta la fase dos, cuando puedas reintroducir cereales sin gluten como la quinua y el amaranto. Cuando llegue a la etapa tres, puede comenzar a agregar otros granos integrales a su dieta, pero el Dr. Kellman recomienda estar atento a cualquier signo de malestar intestinal.

    Soja

    La soya y los productos de soya siguen siendo controvertidos porque las dietas del microbioma se ven obstaculizadas. C'est en grande partie parce que la plupart du soja a été génétiquement modifié pour contenir des isoflavones, ce qui a conduit à croire que le soja cause le cancer du sein, même si, selon la plupart des études, ce n'est pas el caso.4

    Sin embargo, la evidencia reciente sugiere que los alimentos de soya en realidad pueden tener efectos beneficiosos sobre el microbioma intestinal.5 Los productos de soya integral contienen mucha fibra prebiótica.

    Jarabe de Maíz Alto en Fructosa y Azúcares Agregados

    El jarabe de maíz alto en fructosa y otros azúcares agregados, combinados con la dieta estadounidense estándar (alta en grasas, alta en carbohidratos y baja en fibra), pueden tener un efecto negativo en los microbios intestinales. Estos azúcares también se han relacionado con problemas cognitivos, resistencia a la insulina y un mayor riesgo de enfermedad metabólica e inflamación.6

    Edulcorantes artificiales

    Algunos edulcorantes artificiales pueden alterar el entorno microbiano del intestino de forma tanto positiva como negativa. Sin embargo, el verdadero mecanismo de interacción de los edulcorantes artificiales con el intestino humano no se comprende completamente. Aún se necesita más investigación.7

    Grasas trans y aceites hidrogenados

    Las grasas trans artificiales y las grasas hidrogenadas se elaboran bombeando moléculas de hidrógeno a los aceites vegetales, que convierten los aceites líquidos en sólidos a temperatura ambiente. Crisco, un ingrediente popular para hornear, es un producto hidrogenado.

    Estos tipos de grasas pueden tener efectos adversos para la salud y se han relacionado con enfermedades cardíacas, diabetes y artritis. Las grasas trans también tienen un impacto negativo en las bacterias intestinales8 y pueden contribuir a la disbiosis (desequilibrio microbiano).9

    Maíz y papas

    Los almidones afectan la composición del microbioma intestinal.10 Muchos alimentos ricos en almidón son difíciles de digerir, lo que altera el entorno microbiano. No todos los alimentos con almidón están probados, por lo que se recomienda evitar inicialmente el maíz, las papas y otras frutas y verduras con almidón.

    Fiambrería

    Deben evitarse las carnes procesadas, ya que las carnes magras frescas son opciones más saludables.

    Maní

    Los cacahuetes a menudo se confunden con nueces, pero en realidad son legumbres. Muchos grupos de alimentos a menudo evitan los frijoles, incluidos los seguidores de Paleo. Los cacahuetes también son un alérgeno importante. Sin embargo, se ha encontrado que los cacahuetes en realidad pueden mejorar la salud intestinal en aquellos que pueden tolerar los cacahuetes.11

    Fritura

    Probablemente ya sepas que los alimentos fritos no son muy buenos para ti. La principal razón para evitarlos es que tienden a reducir la diversidad de bacterias intestinales.12 En general, cuanto más diversa es la microbiota intestinal, más saludable es.

    Jugos y frutos secos

    Los jugos de frutas y las frutas secas deben evitarse en las dietas de microbioma, ya que contienen azúcares concentrados.

    Huevo

    La preocupación del Dr. Kellman no es el óvulo en sí, sino cómo se produce. Todos los huevos deben evitarse hasta la segunda etapa, pero al agregar huevos, debe elegir huevos de gallinas camperas libres de antibióticos.

    Productos lácteos (excepto mantequilla y ghee)

    Los productos lácteos, o más bien la lactosa, el azúcar de la leche, son un irritante digestivo común. El Dr. Kellman recomienda evitar los productos lácteos, con la excepción de la mantequilla y el ghee, hasta la fase dos de la dieta del microbioma. Entonces puedes empezar a comer kéfir rico en probióticos y yogur a base de leche.

    Legumbres (excepto garbanzos y lentejas)

    Los frijoles tienen mala reputación por su salud intestinal, principalmente porque contienen lectinas. Las lectinas son proteínas que se encuentran naturalmente en muchos alimentos que se han relacionado con la inflamación y el daño en el revestimiento intestinal. Pero sabemos que las legumbres también tienen muchos efectos beneficiosos.13

    Levadura y alimentos que contienen levadura

     Se recomienda que evite la levadura en su dieta de microbioma porque comer demasiada levadura puede provocar un crecimiento excesivo de cándida u otras infecciones fúngicas en el intestino.

    Tónico

    Además de centrarse en alimentos buenos para el intestino, el Dr. Kellman recomienda tomar pequeños suplementos en su dieta de microbioma.

    • berberina
    • butirato
    • amargo
    • carnosina
    • Ajo
    • glutamina
    • glucosamina
    • Extracto de semilla de pomelo
    • aceite de oregano
    • suplementos probióticos
    • quercetina
    • Vitamina D
    • zinc

    No tiene que tomar ninguno o todos estos suplementos para tener una dieta saludable, pero tomar ciertos suplementos a veces puede ayudar a llenar los vacíos nutricionales. Tenga en cuenta que las declaraciones de propiedades saludables de los fabricantes de suplementos dietéticos no están reguladas en gran medida por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).14

    Base nutricional

    Ventajas y desventajas

    Ventaja

    • Promover opciones de alimentos nutritivos

    • Mejorar la salud intestinal

    • Limitar la ingesta de azúcar

    Defecto

    • Restrictivo

    • Querido

    • Afirmaciones de salud sin fundamento

    Ventaja

    Como todas las dietas, las dietas del microbioma tienen sus pros y sus contras, y es importante entenderlas antes de decidir seguir una dieta en particular.

    • promover alimentos nutritivos: La dieta del microbioma fomenta los alimentos enteros y ricos en nutrientes, como frutas, bayas, verduras, pescado, nueces y semillas, y proteínas magras. Todos estos grupos de alimentos proporcionan muchas vitaminas y minerales y tienen propiedades que promueven la salud.
    • Mejorar la salud intestinal: Específicamente, las frutas y verduras en una dieta microbioma son alimentos saludables para el intestino. Espárragos, puerros, cebollas, alcachofas, chucrut, pepinillos, rábanos, aguacates, cítricos, etc. todos tienen propiedades prebióticas o probióticas. Los prebióticos y probióticos trabajan juntos para una salud intestinal óptima.
    • limitar la ingesta de azúcar: El consumo excesivo de azúcar está relacionado con muchas enfermedades crónicas y puede causar síntomas inmediatos como letargo, falta de concentración y cambios de humor. Al limitar la ingesta de azúcar, una dieta de microbioma puede ayudar a mejorar su funcionamiento diario.

    Defecto

    Al considerar una dieta de microbioma, hay varios desafíos que debe tener en cuenta.

    • restrictivo: Las dietas del microbioma pueden ser muy restrictivas, especialmente en la primera fase. Para la mayoría de las personas, generalmente no es necesario reducir la ingesta de alimentos como se requiere en la fase 1. El maíz, la soya, los huevos, los granos, las legumbres y los productos lácteos son lugares muy saludables en la dieta de la mayoría de las personas.
    • querido: La dieta del microbioma fomenta los alimentos orgánicos, la carne de corral y los huevos de corral. Estos tipos de alimentos pueden ser mucho más caros que los alimentos tradicionales, por lo que el costo puede ser un factor limitante para muchas personas que adoptan una dieta de microbioma.
    • acusaciones sin fundamento: Algunas afirmaciones sobre la salud intestinal son exageradas y no están respaldadas por evidencia independiente.

    ¿Es una dieta de microbioma una opción saludable para usted?

    Los principios clave de la Dieta del Microbioma son similares a otras dietas bien establecidas que pueden apoyar la salud intestinal. Por ejemplo, la dieta mediterránea también se centra en frutas, verduras, cereales integrales y grasas saludables, con especial énfasis en las hierbas. Muchos alimentos naturales de la dieta mediterránea son compatibles con la microbiota.

    La fase III de la dieta del microbioma fue más consistente con las pautas dietéticas federales. Las restricciones de la Fase I y la Fase II eliminan muchos de los alimentos saludables recomendados para una dieta equilibrada. El USDA recomienda comer una variedad de frutas, verduras, granos, productos lácteos y proteínas. Porciones sugeridas en las pautas federales: 15

    • Verduras varias: verde oscuro;rojo y naranja;Frijoles, guisantes y lentejas;amiláceo;Y de otros
    • frutas, especialmente frutas enteras
    • granos de los cuales al menos la mitad son granos integrales
    • Productos lácteos, incluyendo leche descremada o baja en grasa, yogur y queso y/o versiones sin lactosa y bebidas de soya fortificadas y yogur como sustitutos
    • alimentos proteicos, incluidas carnes magras, aves y huevos;Marisco;Frijoles, guisantes y lentejas;y frutos secos, semillas y productos de soja
    • aceites, incluidos los aceites vegetales y los aceites de alimentos como mariscos y nueces
    • Limite las grasas saturadas, las grasas trans y los azúcares añadidos
    • Limite el sodio y el colesterol en la dieta

    Evitar los alimentos con alto contenido de azúcar, fritos y envasados ​​es una forma segura de mejorar su salud y vitalidad. Pero cuando se trata de perder peso, es útil saber cuántas calorías está consumiendo cada día para alcanzar sus objetivos, ya sea que su objetivo sea perder peso, no recuperarlo o aumentarlo.

    La mayoría de las personas necesitan alrededor de 1500 calorías por día para perder peso y alrededor de 2000 calorías por día para controlar el peso, pero estas cifras varían según la edad, la altura, el peso y el nivel de actividad de la persona. Pruebe esta calculadora para ayudarlo a determinar sus necesidades calóricas diarias.

    La Fase 1 de la dieta del microbioma eliminó muchos alimentos saludables recomendados por las pautas dietéticas federales. Debido a estas severas restricciones, los expertos no recomiendan esta dieta. Sin embargo, la tercera fase del programa está en gran parte en línea con las recomendaciones del USDA para una dieta completa.

    Beneficios de la salud

    La efectividad, la eficacia y la seguridad de las dietas de microbioma en su conjunto no se han estudiado completamente. Pero hay evidencia de que puede ser beneficioso.

    Mantenimiento de la salud

    Un creciente cuerpo de investigación muestra un fuerte vínculo entre una dieta saludable y un intestino sano, y entre un intestino sano y un cuerpo sano en general.dieciséis

    Perder peso

    Debido a que la dieta del microbioma requiere que coma principalmente frutas, verduras y proteínas magras, esencialmente puede ayudarlo a perder peso. Pero recuerde que incluso si come alimentos saludables, aún es posible comer más calorías de las que quema, lo que puede provocar un aumento de peso.

    Prevenir enfermedades

    Ciertos alimentos con efectos favorables sobre la microbiota también son protectores contra varias enfermedades. Por ejemplo, un alto consumo de nueces y semillas se asoció con una menor incidencia de enfermedad coronaria, cálculos biliares (tanto en hombres como en mujeres) y diabetes en las mujeres. La evidencia limitada también sugiere efectos beneficiosos sobre la presión arterial alta, el cáncer y la inflamación.17

    Riesgo de salud

    Especialmente durante las fases restrictivas, es posible que las dietas de microbioma no proporcionen los nutrientes que la mayoría de las personas necesitan para mantenerse saludables.

    Desequilibrio nutricional

    La fase 1 de la dieta del microbioma eliminó muchos alimentos saludables como cereales integrales, productos lácteos, huevos, frutas y verduras ricas en almidón y la mayoría de las legumbres durante 21 días. Aunque estas restricciones son temporales, pueden conducir a desequilibrios nutricionales.

    Los expertos en nutrición recomiendan saltarse la primera fase, ya que es poco probable que tenga que abstenerse de todos los alimentos prohibidos. En cambio, podría ser útil comenzar con una versión más inclusiva, quizás con la fase 2.

    Incluso comenzar en la etapa tres puede ser un gran cambio para muchos. Por ejemplo, si actualmente consume grandes cantidades de edulcorantes artificiales, alimentos envasados, sodio, alimentos fritos y azúcar, puede experimentar mayores beneficios que la Fase 1 o 2 simplemente siguiendo la Fase 3 de la dieta del microbioma Nutrición mucho más equilibrada.

    Desorden alimenticio

    Algunas dietas moderadas con restricciones estrictas, como las que se encuentran en la primera fase de la dieta del microbioma, pueden conducir a una obsesión poco saludable por la comida. Por esta razón, una dieta de microbioma puede no ser una opción saludable para quienes ya tienen un trastorno alimentario o corren el riesgo de desarrollar uno.

    Una palabra de Verywell

    Al seguir la Fase 3 de la Dieta del Microbioma y concentrarse en frutas y verduras frescas, proteínas magras, grasas saludables y alimentos fermentados, naturalmente ayudará a equilibrar su microbioma intestinal. Tenga en cuenta, sin embargo, que aún se necesita más investigación para validar la compleja relación entre la dieta, el intestino y la salud en general.

    Si experimenta molestias digestivas graves u otros síntomas relacionados con la dieta del microbioma, consulte a un médico o dietista registrado que pueda ayudarlo a elegir alimentos de forma individualizada. También es una buena idea consultar con su equipo de atención médica antes de comenzar una nueva dieta, especialmente si está tratando de perder peso.

    Recuerde que es posible que no tenga que seguir una dieta a corto o largo plazo, y muchas dietas simplemente no funcionan, especialmente las dietas a largo plazo. Si bien no respaldamos las tendencias alimentarias de moda ni los métodos de pérdida de peso insostenibles, proporcionamos los hechos para que pueda tomar una decisión informada que mejor se adapte a sus necesidades nutricionales, patrón genético, presupuesto y objetivos.

    Si perder peso es su objetivo, recuerde que perder peso no significa necesariamente ser más saludable y que hay muchas otras maneras de mantener su salud. El ejercicio, el sueño y otros factores del estilo de vida también juegan un papel importante en su salud general. La mejor dieta es siempre aquella que sea equilibrada y se adapte a tu estilo de vida.

    ¿Quién debe tomar probióticos?

    Entradas relacionadas

    Subir

    Esta web usa cookies propias para que funcione correctamente, anónimas de analítica y publicitarias. Nuestros socios (incluido Google) pueden almacenar, compartir y gestionar tus datos para ofrecer anuncios personalizados. Puedes aceptarlas, revocarlas o personalizar tu configuración para este sitio en cualquier momento desde las Políticas de privacidad